Boletines

Nº 10 | Fronteridades

Mientras se instala la Revista Latinoamericana del Colegio Internacional de Filosofía, que ya ha publicado su segundo número, el Grupo de Estudios sobre Estructuralismo y Post-estructuralismo celebra el II Congreso Latinoamericano de Teoría Social y la Red Latina de Teorías Críticas de la Comunicación y la Cultura organiza cuatro eventos este mismo año. Tales manifestaciones señalan una vigencia latinoamericana del desplazamiento intelectual del presente que se inició en los años 60', con un particular involucramiento de la cuestión filosófica. Esta suma de actividades es a su vez un efecto de red, que se multiplica con los instrumentos de vinculación a distancia, pero que obedece asimismo al gozne que abre, a partir de la segunda mitad del siglo XX, la irradiación post-colonial del pensamiento.

Como lo ha señalado Derrida, esta concomitancia de lo conceptual y lo estratégico, de lo geopolítico y lo social, no es una característica especial de un tiempo histórico, sino lo propio a la historia cuando se despliega desde su temporalidad constitutiva. Vinculándola a lo imposible, Foucault reseñaba asimismo, como la historia se liga al acontecimiento en lo que este cristaliza de una coyuntura crítica, donde aquello que se consideraba inviable termina por acontecer.

La actualidad no cesa de enviarnos ese mensaje, que nos obliga a abandonar los naturalismos afiliados a la inalterabilidad de los ritmos y los panoramas. Con esa impronta los efectos de red son de primera importancia, porque pautan los puntos de anclaje del presente. Lejos de satisfacer un narcisismo nacional, la radicación latinoamericana de significativas corrientes del pensamiento contemporáneo lleva a pautar, desde lo imposible, el sentimiento a alcanzar más allá de fronteras. Universidades en Cyberdemocracia se suma desde ya a esa colección de fronteridades inverosímiles.

Nº 9 | Otro París

Agamben plantea, en el intento de proseguir la arquología foucaldiana, una reivindicación de la oscuridad como principio del acontecer teórico. Aquello que nos mueve proviene de las sombras que nos desafían. La respuesta a ese desafío nos lleva al presente, que se convierte en contemporaneidad cuando la movilización desde lo inescrutable se asoma a la memoria y le pregunta por sus antecedentes. Entonces es posible que el presente hable por el pasado, que lo llene de su propio tiempo, diagrama de urgencias.

En mayo del 68' el semanario Marcha seguía en una cronología del día a día el movimiento que conmovió a París, en un momento en que no se entendía mucho adonde llevaba toda aquella oscuridad del rechazo. Hoy podemos traer textos incluso de protagonistas de una movilización tan desesperada y decidida como aquella, además de leerlos como algo que nos compete descifrar. Los estudiantes de la “nuit debout” también son nuestros estudiantes. Los estudiantes que se levantaron entre nosotros contra la dictadura, o más recientemente, contra la impunidad o contra la criminalización de la juventud y la protesta, también son los estudiantes de la nuit debout, los indignados de Madrid y los que hoy enfrentan una represión criminal en México.

Quizás porque “la historia avanza por su lado malo” (Marx), no depende del día y proviene ante todo, como lo sostiene Agamben sobre la contemporaneidad, del acicate de una interrogación andando. Según Hegel “El pájaro de Minerva levanta su vuelo cuando cae la noche”, razón de más para pernoctar en cierta esperanza, que confía más en la lucidez que en la claridad.

Nº8 | Educación y gobierno: la ceguera ante lo esencial

Concluye un año particularmente pletórico de actividades  y movilizaciones. El presente boletín pasará sucinta revista a las primeras a través de sus artículos, en especial aquellas inscriptas en el quehacer reflexivo; de las segundas, en concreto referimos a las vinculadas al presente del sistema educativo vernáculo y sus conflictos, corresponde por lo tanto a la siguiente reseña editorial.

La vinculación íntima entre poder y saber se traduce en la inmanencia del elemento político en la estructura de las funciones educativas.

La actualidad uruguaya en dicha materia aparece marcada por la conflictividad derivada de la asignación presupuestal por parte del gobierno. Al ingresar en las cámaras legislativas el proyecto de presupuesto correspondiente al próximo periodo quinquenal, los gremios de la educación adoptaron medidas en reclamo de un incremento de recursos (6% del producto bruto interno) para ANEP (Administración Nacional de Educación Pública) y Udelar (Universidad de la República). Declarada la Huelga Docente el gobierno decreta a su vez la esencialidad de la enseñanza (que supone la obligación de concurrir a trabajar so pena de destitución de quienes desacaten la medida). A lo largo y ancho del país maestros, profesores y estudiantes  marchan y ocupan centros de estudios, movilizándose y desafiando el decreto, forzando, ante la crisis política desatada, el retiro de la medida autoritaria por parte del gobierno en un intento tardío de promover el difícil diálogo. Por otro parte la intransigencia gubernamental se plasma en el desalojo violento de las oficinas del CODICEN ocupadas por estudiantes liceales y desocupado a garrotazos por la guardia republicana, lo que provocó la resistencia de diversos sectores solidarizados con la lucha. Valiéndose de los medios de comunicación el gobierno criminalizó dichas protestas buscando interponer el descrédito de las medidas en la población, incrementando el recelo hacia los docentes iniciado en el gobierno de Mujica. Esto impide el desarrollo de un ámbito público que redunde en la dignificación del quehacer educativo, en una coyuntura marcada por la masificación y desigualdad cultural creciente, que la propia tecnología propicia a través de su impacto, entre quienes acceden a los beneficios y quienes no acceden sino a los artefactos.

La oposición a la política del gobierno alcanza todos los niveles de la educación, lo que aparece significativo si tenemos en cuenta la composición histórica del apoyo electoral y militante que ese sector prodigó históricamente al Frente Amplio. En particular el paro de primaria desestabiliza la sociedad desde su base, y marca el fortalecimiento de la movilización en defensa de la enseñanza. La crisis política desencadenada llevó incluso a renuncias entre los responsables (cambios en las jerarquías) del Ministerio de Educación y Cultura. El movimiento social hace frente a la avanzada neoliberal que pauperiza la educación y al control corporativo de la información, sumando fuerzas al margen de los partidos. Este conflicto ha señalado los límites del poder de Estado en la actualidad -cada vez más subordinado a la mundialización- ante los efectos de contragobierno –en este caso, reivindicaciones estudiantiles y educativas de claro arraigo democrático extrapartidario-. La movilización que obligó a retirar el decreto de esencialidad del trabajo docente en educación pública parece situarse, en la perspectiva de cierto desarrollo  de la iniciativa popular, en consonancia con las movilizaciones que detuvieron el Tratado de Libre Comercio con EE.UU., en el primer periodo de Vázquez.

Nº7 | Transición

En tiempos donde el acontecer de lo político reposa en la nebulosa de la transición, dos manifestaciones abruman los ojos en el mesoskopio: la técnica de la transa (trans-acción) y el trance que ocasiona el desequilibrio del tránsito.

La dinámica propia de la transición exige no sólo una técnica adecuada a su naturaleza, sino también una disposición que acompañe a dicho movimiento. La disposición y la técnica son dos caras de un mismo jeroglífico. Cuando la ausencia de una se manifiesta, la transición se produce de manera violenta, es decir; se pierde la armonía y entonces el trance deja al cibernauta en las orillas del naufragio.

La primera de las dos manifestaciones, es de orden potencial, su saber es propio de los instintos y tiene un método bien definido. Consiste en cortar de apuro en condiciones de engañosa procedencia, donde el fin está puesto no en un bien común, sino en un beneficio de satisfacción subjetiva. La segunda, en tanto, tiene que ver con el equilibrio y por ello nos remite a la antigua técnica del acróbata, cuya obra es, en tanto espectáculo; mimesis del movimiento de los astros.

Así como la intriga en el espectador, el acróbata mantiene el equilibrio en su propio cuerpo, y al igual que los cuerpos celestiales, la magia de su esplendor se evidencia en la repetición; él sabe qué hará luego de dar dos vueltas en el aire. El tránsito, por el contrario, en ese paso de lo uno a lo otro, no tiene que ver con la disciplina de la repetición, es un movimiento que acontece de manera imprevista, siempre diversa e incierta; y es bajo su yugo que se está a merced de la posibilidad del trance. Dicha posibilidad aumenta en la medida en la cual el equilibrio esté sopesado en la técnica de la transa.

Cuando Homero (Odisea, IV, 18) llama Kybistêtêr (el que da vueltas) al que luego le dirán acróbata muestra la familiaridad técnica con el cibernauta (kybernetes), parece insinuar, entre otras cosas, que el equilibrio excluye la violencia.

Por tanto pues, parece haber dos técnicas primigenias en la elaboración de la transición: una, basada en la lógica del trance, propia de la hybris que propaga la técnica de la transa; y otra, que busca el equilibrio escapando a la imposición (en la que cada cual tira para sí del cinturón que sujeta la polis), y en pos de ello ramifica en su técnica la disposición ética que mantiene el equilibrio del tránsito.

Parece entonces que la transición comprende no sólo una técnica apropiada sino también una disposición adecuada a la obra, no sea que nos suceda lo mismo que a Guilgamesh, quién al encontrarse con Utnapishtim, el antiguo, solicitó para sí la inmortalidad, y entonces Utnapishtim le insinuó que para ello debía tener la disposición de estar despierto seis días y siete noches. Pero a la primera noche Guilgamesh cayó vencido por el sueño.

Nº 6 | Contemporaneidad de la ciudadanía

Desde la presentación icónica del Coloquio Ciudadanías Contemporáneas, una yuxtaposición de figuras sugiere cierta condición abigarrada de la democracia, marcadamente desordenada desde el punto de vista de la soberanía. Esa estrategia visual ejemplifica la pluralidad que evoca la denominación, incluso con distorsión de la unidad del plano, si se la proyecta en la escala de la homogeneidad.

Nº 5 Discutir en teoría

El grupo de trabajo Humanidades: las fronteras de la universidad reúne 9 ponencias que destacan el vigor de la pregunta por las Humanidades. Contrariamente a un supuesto conformista, la actividad no se moviliza en los campos pautados por la confirmación, sino en aquellos que se abren a la discusión. El conjunto de las informaciones que reúne este boletín Nº 5 así lo señala.

Nº 4 | Las Humanidades sin nombre

Un rasgo sumamente revelador del ataque que sufren las Humanidades es que termina por ser denominado por quienes se consideran sus víctimas. Quizás con signo paradójico respecto al propósito que se siguió, la proliferación de expresiones destinadas a descalificar una condición desventurada, superada y descartable, se asemejaba a la infinitud designativa de la teología negativa, que se afanaba infructuosa e interminablemente en expresar la divinidad dándole nombre.

Nº 3 | Aire de raíces

En la inmanencia de los acaecimientos del presente tenemos el agrado de presentar el 3º número del Boletín de Universidades en Cyberdemocracia. Dos grandes temas interconectados circundan la presente entrega: “Transformaciones de la mediación” y “Universidad”. En relación a ambos contamos con informes de diversas Jornadas, entre las que se destacan: “Jornada de Pensamiento y Debate. Lecturas del progreso”, que ha signado un enraizado acercamiento a la dimensión espacial del saber y a sus complejas articulaciones con el medio; “Segundas Jornadas Filosóficas en Valdivia. Idealismo, Hermenéutica y Postestructuralismo”, canalizando, entre otras muchas, la perspectiva de integración interdisciplinaria de una Red de Teoría Crítica de la Comunicación. Contamos, además, con entrevistas realizadas por Elías Emir (en torno al Debate Educativo emprendido por la Comisión de Asuntos Gremiales del Centro de Estudiantes FHUCE) y por Silvia Lapido (en el marco de su proyecto Consistencia social en Tiempos de Fragmentación Social-Caso Botnia).

Nº 2 | Formación de una red universitaria internacional

Celebrando la segunda entrega del boletín, queremos agradecer a todos aquellos que se han interesado de una manera u otra con los contenidos del sitio. En este nuevo número inauguramos una sección destinada a trabajos de Tesis. Además de ello, contamos con: publicaciones de distintos eventos; noticias que conciernen a las Universidades en Cyberdemocracia; y un adelanto de la entrevista audiovisual realizada al Dr. Victor Silva, en el marco de la Red en Teoría Crítica de la Comunicación, que vincula entre sí a universitarios europeos y latinoamericanos proponiendo avanzar tanto en la publicación como en los posgrados, en la cooperación y el intercambio.

Nº 1 | Universidades en Cyberdemocracia

El boletín de noticias del sitio Entre-Dos se propone difundir periódicamente las informaciones relativas a eventos, publicaciones y otras actividades académicas en la perspectiva de  “Universidades en Cyberdemocracia”. Esta actividad surge a partir de la cooperación entre la Universidad de la República y la universidad Paris8, en cuyo desarrollo se destaca la interrogación acerca de la coyuntura universitaria por encima de fronteras.