Nº8 | Educación y gobierno: la ceguera ante lo esencial

Editorial

Concluye un año particularmente pletórico de actividades  y movilizaciones. El presente boletín pasará sucinta revista a las primeras a través de sus artículos, en especial aquellas inscriptas en el quehacer reflexivo; de las segundas, en concreto referimos a las vinculadas al presente del sistema educativo vernáculo y sus conflictos, corresponde por lo tanto a la siguiente reseña editorial.

La vinculación íntima entre poder y saber se traduce en la inmanencia del elemento político en la estructura de las funciones educativas.

La actualidad uruguaya en dicha materia aparece marcada por la conflictividad derivada de la asignación presupuestal por parte del gobierno. Al ingresar en las cámaras legislativas el proyecto de presupuesto correspondiente al próximo periodo quinquenal, los gremios de la educación adoptaron medidas en reclamo de un incremento de recursos (6% del producto bruto interno) para ANEP (Administración Nacional de Educación Pública) y Udelar (Universidad de la República). Declarada la Huelga Docente el gobierno decreta a su vez la esencialidad de la enseñanza (que supone la obligación de concurrir a trabajar so pena de destitución de quienes desacaten la medida). A lo largo y ancho del país maestros, profesores y estudiantes  marchan y ocupan centros de estudios, movilizándose y desafiando el decreto, forzando, ante la crisis política desatada, el retiro de la medida autoritaria por parte del gobierno en un intento tardío de promover el difícil diálogo. Por otro parte la intransigencia gubernamental se plasma en el desalojo violento de las oficinas del CODICEN ocupadas por estudiantes liceales y desocupado a garrotazos por la guardia republicana, lo que provocó la resistencia de diversos sectores solidarizados con la lucha. Valiéndose de los medios de comunicación el gobierno criminalizó dichas protestas buscando interponer el descrédito de las medidas en la población, incrementando el recelo hacia los docentes iniciado en el gobierno de Mujica. Esto impide el desarrollo de un ámbito público que redunde en la dignificación del quehacer educativo, en una coyuntura marcada por la masificación y desigualdad cultural creciente, que la propia tecnología propicia a través de su impacto, entre quienes acceden a los beneficios y quienes no acceden sino a los artefactos.

La oposición a la política del gobierno alcanza todos los niveles de la educación, lo que aparece significativo si tenemos en cuenta la composición histórica del apoyo electoral y militante que ese sector prodigó históricamente al Frente Amplio. En particular el paro de primaria desestabiliza la sociedad desde su base, y marca el fortalecimiento de la movilización en defensa de la enseñanza. La crisis política desencadenada llevó incluso a renuncias entre los responsables (cambios en las jerarquías) del Ministerio de Educación y Cultura. El movimiento social hace frente a la avanzada neoliberal que pauperiza la educación y al control corporativo de la información, sumando fuerzas al margen de los partidos. Este conflicto ha señalado los límites del poder de Estado en la actualidad -cada vez más subordinado a la mundialización- ante los efectos de contragobierno –en este caso, reivindicaciones estudiantiles y educativas de claro arraigo democrático extrapartidario-. La movilización que obligó a retirar el decreto de esencialidad del trabajo docente en educación pública parece situarse, en la perspectiva de cierto desarrollo  de la iniciativa popular, en consonancia con las movilizaciones que detuvieron el Tratado de Libre Comercio con EE.UU., en el primer periodo de Vázquez.

El jueves 29 de octubre se realizó en Casa de Filosofía una actividad en conmemoración del aniversario de la publicación –en 1975– del libro "Surveiller et punir: Naissance de la prision" de Michel Foucault.

En el pasado mes de junio el Prof. Germán Llorca, de la Universidad de Valencia visitó nuestra universidad en el marco del proyecto de investigación “Transformación de la mediación y relación simbólica”.

Organizado por el Grupo de Estudios sobre Estructuralismo y Post-estructuralismo del Instituto Gino Germani (UBA), del 19 al 21 de agosto pasado, con la temática “¿Por qué la Teoría Social? Las posibilidades críticas de los abordajes clásicos, contemporáneos y emergentes”  desarrolló 50 mesas de expositores, congregando a estudiantes e investigadores del Cono Sur.

Con este título sesionó el día miércoles 7 de octubre el Grupo de Trabajo (GT) nº58 en el marco de las Jornadas Académicas 2015 (70 años de FHCE) de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, UdelaR.

Coordinado por Alma Bolón y Ricardo Viscardi, el GT contó  con los siguientes ponentes y ponencias:

En Tiempo del Bicentenario-Homenaje a Carlos Pérez Zavala. Las jornadas tuvieron lugar el 15 y 16 de mayo pasado en la ciudad de Buenos Aires. El evento congregó un conjunto de perspectivas filosóficas de actualidad, destacándose la preocupación por la problemática ecológica y   de redes, entre otras perspectivas sobre la actualidad.

La presentación de la obra, que retoma la tesis de doctorado del autor en la Universidad Paris8, tuvo lugar en el cierre del evento “Vigilar y Castigar 40 años después”.

Felicitamos a Elías Emir Pérez quien defendió con éxito su memoria–titulada Contretemps– finalizando así la maestría en Filosofía que cursó durante 2015 en París8-St.Denis.

El profesor del Colegio de Francia, Pierre Rosanvallon, llegará a Uruguay el próximo 9 de diciembre para asistir a dos actividades organizadas por la Facultad de Ciencias Sociales (FCS) y la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE).